Publicado: 23 de Abril de 2018

En base a ello, los equipos que lo utilicen deben cumplir requisitos más rigurosos para su instalación y, siempre teniendo en cuenta la carga máxima permitida en función de la ubicación, del tipo de sistema, así como otros requisitos recogidos en el mencionado RSIF, entre los que cabe destacar los siguientes:

  • Sólo pueden ser instalados por empresas Instaladoras Térmicas (RITE), que además tengan habilitación como manipuladoras de gases fluorados, las cuales deben disponer obligatoriamente de un técnico titulado en plantilla.
  • Asimismo, la empresa RITE debe aumentar el capital asegurado de su póliza de responsabilidad civil a un mínimo de 900.000 euros.
  • La empresa RITE debe disponer de un contrato con un Gestor de Residuos.
  • En cuanto a la instalación propiamente dicha, sea cual sea la potencia del equipo, será obligatorio redactar un “proyecto” para la instalación del mismo, por parte del técnico titulado.
  • Dicha instalación debe legalizarse y registrarse ante la DG de Industria, con independencia de la potencia del equipo.
  • Para finalizar y no menos importante, el titular de la instalación deberá tener suscrito un seguro de Responsabilidad Civil u otra garantía equivalente que cubra los daños derivados de la instalación por un importe de 500.000 €.

Todo lo anterior hace que, en la práctica, la venta e instalación de estos equipos sea comercialmente muy difícil, frente a otros equipos que contienen otros gases catalogados como L1, a los que no se les exige todo lo anterior.

La Dirección General de Industria, pese a ser consciente de la situación arriba descrita, trasladó a Agremia y al resto de Asociaciones que, en la actualidad, la Comunidad de Madrid va a exigir que se cumpla lo que contempla el Reglamento de Seguridad para instalaciones frigoríficas, y que sólo el Ministerio puede, por la vía de modificación del Reglamento, establecer nuevas condiciones que faciliten la instalación de equipos con R-32.

Como hemos informado en otras ocasiones, el Ministerio ya está trabajando en esta modificación, pero no se espera que la misma vea la luz antes de final de año.